Buscar este blog

martes, 19 de noviembre de 2013

Hace millones de años, civilizaciones no-humanas habitaron la Tierra: Ooparts


Hace millones de años, civilizaciones no-humanas habitaron la Tierra: Ooparts


“Cuando la ciencia oficial juega al despiste respecto a la realidad extraterrestre" una de las frases recurrentes lanzadas a la “gran masa de población”   por tan distinguidos científicos es la siguiente: …Si los extraterrestres ya nos están visitando, ¿Por qué todavía no tenemos ninguna prueba de ello? Y frente a este interrogante que tan “renombrado y eminente hombre de ciencia”  podría hacerse a si mismo, los comunes de los mortales enmudecen… Aunque realmente lo más probable es que respuesta semejante esconda una artimaña y que ese mismo científico autocalificado como “respetable” no llegue al nivel intelectual que pudiéramos esperar de él y tal vez deberíamos  encuadrarlo en alguno de estos grupos: Cobardía, desinformador, ignorante o corto de miras.

En general y para nuestra desgracia, la mayoría de estos doctos científicos ya han caído por sí mismos en la trampa bien tejida de los conocidos como “equipos de investigación” (Hoy en día, es necesario para  ejercer la investigación estar integrado dentro de un equipo y  proyecto científico, hecho este que por lo general financian grandes corporaciones, multinacionales, laboratorios y otros estamentos universitarios y gubernamentales que son dirigidos por el todopoderoso  Gobierno Mundial Secreto, como explica Daniel Estulin en el libro Los secretos del Club Bilderberg, así como en La verdadera historia del Club Bilderberg, escrito también por el mismo autor, ó bien leyendo el libro El mayor secreto, de David Icke , el cual narra los entresijos del engaño al cual se está sometiendo a la población mundial por parte de una elite de poderosos)


Por todo ello, cuando aparecieron los primeros Ooparts (Out of Place Artifact ), (acrónimo del ingles Objetos Fuera de su Tiempo), aquellos que en la Tierra están intentando ocultar la presencia extraterrestre en este planeta debieron sentir cierta intranquilidad. Aunque hasta ahora se han constatado muchos estrellamientos de OVNIs tales como el de Roswell,  no se posee  todavía a nivel de población en general, esa prueba “física” respecto a naves estrelladas que lo confirme de una forma determinante y definitiva, debido entre otras cosas, a que dichas astronaves se encontrarían en la actualidad a buen recaudo en el interior de bases secretas tales como la S4 del Área 51, según explico en su día el físico Bob Lazar, quien trabajó precisamente en uno de aquellos lugares ultrasecretos.

Vimanas (grabados en un templo hindu), su parecido con los modernos helicopteros de combate no deja lugar a dudas.
De este modo, como prueba de la existencia de naves extraterrestres tan solo nos quedarían miles de fotografías realizadas por personas anónimas, filmaciones de OVNIS (muchas de ellas están subidas a Youtube) y el testimonio de de cientos de pilotos, operadores de radar, ex miembros de fuerzas de seguridad como es el caso de Robert Dean y testigos a lo largo y ancho de este planeta; incluyendo lo que nos han narrado aquellos contactados que tuvieron la suerte de hablar con extraterrestres, por ejemplo George Adamski ó Billy Meier


Ganimedes
Pero en el caso de los Ooparts, estos objetos (incluidos como tales algunas construcciones) si que constituirían de algún modo esa “prueba física” que todos estamos esperando respecto a la realidad extraterrestre, por mucho que les pese a quienes  intentan desesperadamente hacernos creer que muchos de esos objetos hallados en estratos arqueológicos de miles o quizás millones de años, son otra cosa distinta a lo que  verdaderamente si podemos intuir como tales: Pruebas de la existencia de civilizaciones de origen extraterrestre, seres que en muchos casos fueron transportados a la Tierra desde mundos lejanos y que habrían habitado nuestro planeta hace ahora millones de años como se confirma en un martillo fosilizado descubierto en 1934 en Londres (Estado de Texas, USA), en un estrato de hace 140 millones de años ó bien el hecho de que  alguna de aquellas civilizaciones compartieran espacio y tiempo con los dinosaurios como se demuestra en  huellas de calzado humano fosilizadas descubiertas en 1968   por William J. Meister, en Antelope Spring, a 70 km de Delta, en Utah, USA , apreciándose un trilobite aplastado en la pisada y que se correspondía con el periodo Cámbrico, entre 550 y 590 millones de años. También fueron descubiertas en 1908 huellas fosilizadas de dinosaurios junto a las de de pies desnudos de  homínidos de 4 metros de altura en el lecho del rio Paluxy, en Glenn Rose, Texas (Huellas con una antigüedad de entre 120 y 130 millones de años). Se entiende, por tanto, que aquellos seres debieron librar una batalla desesperada por su propia supervivencia en unas condiciones extremadamente hostiles de un planeta geológicamente inestable, luchando encarnizadamente  frente a esos monstruos del pasado.

video

Video donde aparecen huellas humanas junto a otras de dinosaurios en Gleen Rose, Texas. 

Para ver el documental completo La Nave de los Dioses, de Erich Von Daniken pinchar en este enlace: https://www.youtube.com/watch?v=p6BYkNRlaog

Según se demuestra en los Ooparts y en construcciones que aún perviven en la actualidad (las pirámides egipcias, por ejemplo), aquellas civilizaciones ya gozaban de una tecnología muy superior a la nuestra, siendo capaces de realizar vuelos interestelares (en la tumba de las ruinas del Palenque, México, aparece representado un piloto tripulando una nave), aunque en un momento dado  esa misma tecnología se volviese en su contra, llegando a desestabilizar las fuerzas electromagnéticas del planeta y provocando una catástrofe de dimensiones planetarias con la caída a la Tierra de dos de las tres lunas que en esos momentos orbitaban alrededor del planeta azul. (La construcción de pirámides a lo largo y ancho de toda la Tierra obedecería precisamente a esos fines, la captación de energía electromagnética).

También se han encontrado tornillos fosilizados en el interior de rocas así como cráneos de animales y personas atravesados por una bala, donde en teoría, en los orígenes del hombre, no existían armas de fuego pero que la realidad ha  demostrado que efectivamente alguien realizó ese disparo (Por supuesto que el científico de turno, ó bien negara las evidencias ó levantara los hombros con expresión de “no sabe no contesta” y claro, “mostrando nulas ganas de investigar un hecho enigmático a primera vista” no vaya a ser que alguien lo vaya a tratar como a un hereje,  expulsándolo de la comunidad científica; tal como  le ocurrió en su día a la  geóloga Dra. Virginia Steen-McIntyre cuando dató herramientas   piedra hechas por el hombre, en Hueyatlaco (México), descubiertas en un estrato geológico de unos 250.000 años de antigüedad, cuando por el contrario, la ciencia oficial proponía como máximo 25.000 años para que esos hallazgos arqueológicos encajaran con la “teoría oficial” admitida hasta ese momento.



La historia oculta de la raza humana, donde Klaus Dona nos explica detalles sobre la investigación llevada realizada por él mismo sobre Ooparts.

Plasmar en un blog todos y cada uno de los Ooparts descubiertos hasta la actualidad puede resultar una tarea ciertamente tediosa, si tenemos en cuenta que no existe demasiada literatura al respecto, salvo algunos informes como el de Alfonso Hernández García (Ingeniero de Telecomunicación y Arquitecto de Sistemas), además de otros casos recogidos en páginas web ó investigaciones de rigor llevadas a cabo por el muy conocido investigador Klaus Dona, del cual incluyo algún video de Youtube. Tampoco deberíamos olvidarnos de la labor llevada a cabo, tiempo atrás, por el muy acreditado escritor e investigador Erich Von Daniken, que en libros tales como  Carrozas de los Dioses ó El retorno de los Dioses ya mencionaba estatuillas con forma de astronautas, modelos de aviones de la antigüedad ó el piloto representado en la tumba de Palenque.




Documental El Mensaje de los Dioses, de Erich Von Daniken

A continuación incluyo Informe sobre los Ooparts realizado por el Ingeniero Alfonso Hernandez Garcia:

Enigmas Arqueológicos:  OOPARTS

Alfonso Hernández García
(Ingeniero de Telecomunicación y Arquitecto de Sistemas, Miembro de la Sociedad Española de Parapsicología y de la Sociedad Española de Antropología y Tradiciones Populares) Mayo 2012

Contenido
Enigmas Arqueológicos
Ooparts
Hallazgos fuera de lugar
– Fósiles humanos fuera de lugar
– Dinosaurios fuera de lugar
– Tecnología fuera de lugar
Resumen y Conclusiones

La Cronología de la Historia se va modificando conforme se van encontrando nuevos restos arqueológicos.Para ir modificando esta cronología, la Arqueología se basa en la datación de los restos que se encuentran.
Una forma básica de datación es calcular la edad basándose en el estrato geológico en el que se hace el hallazgo cuando éste está enterrado.Los restos orgánicos suelen datarse con el Método del Carbono-14 y las cerámicas por el Método de la TermoluminiscenciaNinguno de ellos es totalmente fiable.

Pero la datación de los bloques de piedra o de los objetos metálicos es, hoy día, imposible. Porque aún no hay un método científico que permita conocer cuando los bloques de piedra fueron cortados o colocados en construcciones o cuando un objeto metálico se fabricó. Lo que se suele hacer, por tanto, es datar los restos orgánicos o los restos de cerámicas que se localizan alrededor de los sitios donde se han hallado.
Pero, lógicamente, esto es una datación indirecta dado que esos restos pueden haber sido “colocados” allí años (incluso milenios) después de realizar la construcción o de haber fabricado el objeto metálico.

Por eso en algunas construcciones del pasado se siguen planteando dudas de la fecha en la que se realizaron. En mi anterior Informe titulado “Enigmáticas Construcciones del Pasado: ¿Restos de Civilizaciones Desaparecidas?” de Mayo del 2010, exponía varios ejemplos de construcciones antiguas realizadas con grandes bloques de piedra. Estas construcciones no parecen cuadrar con el nivel tecnológico que tenían las culturas a las que se les atribuye su construcción.

Enigmas Arqueológicos


Complejo Megalítico de Stonehenge
Las primeras obras se han datado entre los años 3100 y 2920 a.C. Su altura es de 4,4 metros con pilares de 25 toneladas y con un dintel de 3,2 metros de largo y unas 7 toneladas de peso. ¿Cómo los levantaron? 



Los Moais de la Isla de Pascua
Cientos de estatuas gigantes, algunas de casi 20 metros de altura y con un peso de cerca de 80 toneladas, en una isla perdida en el Pacífico, datadas entre los años 1250 y 1500 d.C.
¿Cómo las levantaron?



Las Esferas de Piedra de Costa Rica
Centenares de esferas, generalmente de granito, entre los 9 cm y los 3 m de diámetro, con pesos de hasta 16 toneladas. Algunos las han datado hacia el 600 d.C. Pero no se sabe de manera cierta.
¿Cómo las construyeron y las movieron en la selva?



Las Cabezas Negroides de los Olmecas
Cabezas de marcada apariencia negroide atribuidas a los Olmecas (hacia el 1150 a.C.) de hasta 3 m de altura y pesan más de 10 toneladas.
¿Existían africanos negros en el Nuevo Mundo hace 3000 años?



El Trilitón de Baalbek
Los tres colosales bloques pesan, cada uno, casi 700 toneladas y miden 18 metros. Están colocados sobre unas hiladas de bloques más “pequeños” que tienen 10 m y 300 toneladas y datados hace mas de 4000 años. ¿Cómo los levantaron?


La Piedra de la Mujer Embarazada de Baalbek
La cantera de Baalbek estaba situada a medio kilómetro de distancia. Y allí se encuentra un bloque de 1200 toneladas y mas de 21 m de longitud.
¿Cómo lo pensaban trasladar?



La Western Stone del Templo de Jerusalén
Este bloque de piedra, con un peso de unas 500 toneladas y unos 14 m de longitud pertenece al Templo de Salomón, construido hacia el siglo X a.C.
¿Cómo la levantaron?



Las Ruinas de Nan Madol en la Micronesia
Una ciudad semi-sumergida con más de 400.000 mil bloques de basalto, cuyo peso individual ronda las 20 Tm, aunque algunos sobrepasan las 50 Tm, y datada entre el 200 a.C. y el 1200 d.C. ¿Cómo levantaron esta ciudad en una pequeña isla perdida del Pacífico? ¿Y por qué está semi-sumergida?




El Obelisco inacabado de Asuán en Egipto 
De 42 m de alto y unos 4 m de lado, con un peso de unas 1200 toneladas. ¿Cómo lo pensaban levantar de su lecho sin extraer el resto de la roca para ponerlo sobre supuestos rodillos?



Sarcófagos del Serapeum de Sakkara en Egipto 
Decenas de sarcófagos tallados en una sola pieza de granito, de unos 4 m de longitud y unas 70 toneladas de peso. ¿Cómo los movieron e introdujeron en las galerías subterráneas?



Lógicamente, los científicos actuales intentan datar los hallazgos arqueológicos que se van haciendo, tratando de ajustarse a las teorías actuales sobre la evolución de la vida, sobre la evolución de los humanos en la Tierra, y sobre el avance de la tecnología en los últimos milenios.
Pero, al igual que ocurre con las construcciones en piedra, también pueden surgir los problemas cuando se hallan objetos, fósiles o huellas que parecen no cuadrar, en su datación, con lo que la Cronología Oficial afirmaEstos se conocen con la denominación de Ooparts.

OOPART viene del inglés “Out of Place Artifact” (traducido comoartefacto fuera de lugar).
Es un término acuñado en los años 60 por el zoólogo americano Ivan T. Sanderson que hace referencia a objetos arqueológicos que se han encontrado en lugares donde se creía imposible por sus características (complejidad tecnológica, cronología histórica, etc.). Se dice que hay miles de Ooparts diferentes, oficialmente registrados y repartidos por toda la geografía mundial. Y, con frecuencia, se descubren nuevos Ooparts.

Los Ooparts suponen un quebradero de cabeza para los científicos. Es un misterio, por ejemplo, encontrar una herramienta humana datada antes de la supuesta aparición de los humanos en la Tierra (hace unos 4 millones de años).
Por ello, en muchos casos, al no encontrar una explicación que cuadre con las teorías oficiales, esos objetos se ignoran, o son considerados un fraude sin más investigaciones sobre ellos. A lo largo de los siguientes apartados expondré de forma resumida unos pocos ejemplos de esos enigmáticos hallazgos que se consideran fuera de lugar para la fecha en que están datados.

Los ejemplos siguientes de Ooparts los clasificaré en tres tipologías:
Huesos o fósiles humanos cuya datación no cuadra con la cronología oficial acerca de la aparición de los humanos en la Tierra.
Huellas de dinosaurios conviviendo con humanos.
Objetos con moderna tecnología que no cuadran con las fechas en las que se han datado.

La Cronología Oficial de los Homínidos es:
• El primer bípedo es el Australopithecus: Lucy (Etiopía) con 3’2 millones de años.
• El Homo Habilis de unos 2 millones de años: Garganta de Olduvai (Tanzania) junto a los primeros utensilios.
• El Homo Erectus de unos 1’5 millones de años. Fuego y primera hacha de mano. Java (Oceanía).
• El Homo Sapiens de unos 200.000 años. Europa, África y Asia. Vestido, arte y religión. Neanderthales.
• El Homo Sapiens Sapiens ("hombre moderno"), de unos 100.000 años en África. En Europa hace unos 40.000 años. Agricultura, ganadería y ciudades. Cromagnon (Francia).
Sin embargo, hay huesos y fósiles que no cuadran con esta cronología. Veamos algunos ejemplos: La aparición y expansión de los Homínidos por los diversos continentes, según la Ciencia Oficial, es:

 Fósiles humanos fuera de lugar (Huesos o fósiles humanos cuya datación no cuadra con la cronología oficial acerca de la aparición de los humanos en la Tierra)



Los esqueletos de Guadalupe
Estos esqueletos son restos humanos encontrados en una isla de las Antillas. Una de las muestras extraídas fue una losa de piedra, de unas dos toneladas de peso, que fue enviada al Museo Británico en 1812. Estos restos fueron hallados en un estrato con una datación geológica de unos 28 millones de años.
Está cuestionado por la Ciencia Oficial que argumenta que este estrato tenía que estar cambiado de sitio.



El Cráneo humano de Castenedolo
El cráneo, descubierto por el profesor Giuseppe Ragazzoni, geólogo y profesor del Instituto Técnico de Brescia, se encontró en Castenedolo (al norte de Italia),datándose en unos 4 millones de años.
Pero la Ciencia Oficial dice que los humanos modernos datan de hace como mucho unos 150.000 años. Por ello, este descubrimiento está cuestionado por la Ciencia Oficial.



El Esqueleto de un Humano Moderno de Tanzania
Hallado en 1913 por Hans Reck, de la Universidad de Berlín, en la Garganta de Olduvai (Tanzania). El esqueleto, incluyendo su cráneo, estaba incrustado en un estrato de roca datado en más de 1 millón de años.
Por su datación, ya que los humanos modernos datan de hace como mucho 150.000 años, este descubrimiento está cuestionado por la Ciencia Oficial.


Cráneo de un Humano Moderno en Buenos Aires
Este cráneo, encontrado en una excavación en Buenos Aires en 1896, estaba en un estrato datado por lo menos de 1 a 1’5 millones de años de antigüedad. Esto no es posible, y menos aún en América que, según la Ciencia Oficial, no hubo humanos modernos hasta hace, como mucho, 25.000 años atrás.
Dado que el cráneo ha desaparecido y sólo se conserva la foto, este descubrimiento está cuestionado por la Ciencia
Oficial.



Dinosaurios fuera de lugar (Huellas de dinosaurios conviviendo con humanos).

La Ciencia Oficial ha establecido que los dinosaurios, que aparecieron en el planeta hace unos 230 millones de años, se extinguieron hace unos 65 millones de años, y que los homínidos, de los cuales procede el humano moderno, no aparecieron hasta hace unos 4 ó 5 millones de años.
Esto hace que sea imposible la coexistencia de humanos y de dinosaurios. Sin embargo, hay imágenes y huellas que parecen decirnos lo contrario. He aquí algunos ejemplos:




El Stegosaurio de Angkor Wat
Se encuentra tallado en el templo de Angkor Wat en Camboya, datado en el Siglo XII. La imagen de este dinosaurio, extinguido hace 65 millones de años, se conoció en el Siglo XX. La imagen coexiste con monos, búfalos, ciervos y otras especies de la época, por lo que no tiene una explicación lógica.





Pinturas rupestres con dinosaurios en Perú
En el Perú existen pinturas rupestres que muestran a humanos cazando con arcos y flechas a un dinosaurio. Las pinturas rupestres están datadas de hace unos 20.000 años, pero el supuesto dinosaurio (Brontosaurio) se cree que vivió hace unos 150 millones de años en Norteamérica.
Este descubrimiento está cuestionado por la Ciencia Oficial, que afirma  que es una falsificación, aunque aún no se ha podido comprobar.









Huellas humanas con dinosaurios
Descubiertas en 1908, en Glenn Rose (Tejas), son huellas de homínidos mezcladas con huellas de dinosaurios (Acrocanthosaurus) que vivieron hace unos 120 millones de años. La Ciencia Oficial afirma que se tallaron para reforzar la teoría creacionista. Y otros investigadores dicen que son del metatarso de los autópodos posteriores de un dinosaurio.




Las figuras de Acámbaro
En 1944, Waldemar Julsrud, comerciante de origen alemán, descubrió en Acámbaro (Méjico) miles de figuras de cerámica que representan dinosaurios. Estaban en pozos a una profundidad de 1 a 2 metros y se dataron, al parecer, hacia el 2500 a.C.
Estas figuras están cuestionadas por la Ciencia Oficial, que afirma que es una falsificación.


Respecto al progreso humano, la Historia Oficial plantea las etapas siguientes:

1 - El Paleolítico (Edad de Piedra Antigua)
Se extiende desde hace unos 2’6 millones de años hasta hace unos 10.000 años. Es la etapa de la evolución de los homínidos que desembocó en el Homo Sapiens Sapiens hace unos 100.000 años en África. Se usan útiles de piedra tallada. Eran nómadas, es decir, se establecían en un lugar y se quedaban en él hasta agotar lo recursos naturales. La expansión de los humanos fue diferente en los diversos continentes. De hecho se afirma que no existieron humanos en América antes del 25.000 a.C.

2 - El Neolítico (Nueva Edad de Piedra)
Abarca distintos periodos temporales según los lugares de la Tierra. Se sitúa aproximadamente entre el 10.000 a.C. y el 4.000 a.C. Se le dio este nombre a causa de los hallazgos de herramientas de piedra pulimentada que parecían acompañar al desarrollo y expansión de la agricultura.
Hoy en día se define el Neolítico precisamente en razón del conocimiento y uso de la agricultura o de la ganadería. Normalmente va acompañado por el trabajo de la alfarería.

3 - Desarrollo de la Civilización
Tras el Neolítico, la civilización se empezó a desarrollar en Oriente Medio, culminando con la aparición de las primeras civilizaciones en Sumer y Egipto, hacia el 3000 a.C., seguidas poco después por las civilizaciones del Valle del Indo y de China.
Se ha denominado la Edad de los Metales.
Hacia el 1500 a.C. la civilización surgió, de forma espontánea e independiente, en América. Y, posteriormente, la civilización “evolucionó” de modo progresivo y lineal hacia formas cada vez más refinadas, complejas y productivas, que han desembocado en nuestra actual civilización tecnológica.
La Ciencia Oficial afirma que nuestra actual civilización ha sido producto de la evolución humana a lo largo de los últimos milenios.
Y que nuestra moderna civilización tecnológica es de hace sólo unos pocos siglos. Sin embargo, se han encontrado objetos tecnológicos antiguos, que parecen no cuadrar, por su avanzado nivel tecnológico, con la época en la que se han datado.
Veamos algunos ejemplos de este tipo de objetos fuera de lugar:


Tecnología fuera de lugar (Objetos con moderna tecnología que no cuadran con las fechas en las que se han datado).




El Martillo de Londres (Tejas)
Apareció incrustado en el interior de una roca. La madera se encontraba petrificada y su cabeza de hierro fundida con la piedra. La roca está datada en 140 millones de años. Pero, el hierro del martillo parece propio de la metalurgia del siglo XX.
No hay explicación de cómo ocurrió la fosilización. Se piensa que las rocas fueron movidas de su estrato.







Imagen realizada mediante tomografia computerizada de rayos X (FUENTE: www.taringa.net)
La Máquina de Anticitera
El Mecanismo de Anticitera se cree que data del 87 a.C. Es un mecanismo de engranajes, diseñado, al parecer, para seguir el movimiento de los cuerpos celestes. Su tecnología, basada en engranajes diferenciales, no empezó a usarse hasta el siglo XVI.
(En el siguiente enlace puede encontrarse informacion ampliada y muy bien elaborada sobre el mecanismo de Anticitera: http://www.taringa.net/posts/ciencia-educacion/16811069/Un-computador-analogico-el-mecanismo-de-Anticitera.htm 
(No hay explicación, dado que los griegos de esa época no tenían esa tecnología.)








El Disco de Sabu en Egipto
Fue descubierto en la Tumba del Príncipe Sabu, hijo del faraón Adjuib, de la I Dinastía (hacia el 3000 a.C.). Tiene 61 cm de diámetro y está fabricado en esquisto, una roca muy quebradiza y frágil, que requiere un tallado muy laborioso. Su forma recuerda a la hélice de un barco con un orificio para un eje de giro.
No hay explicación, por ahora, de cuál era su uso





Las Pilas de Bagdad
Estos objetos parecen tratarse de baterías eléctricas dentro de recipientes de cerámica. Fueron datados hacia el 250 a.C. En su interior había un cilindro de cobre, fijado con asfalto a la embocadura del cuello. Y dentro del cilindro había una vara de hierro.
No hay explicación, por ahora, de para qué servían





La lente de cuarzo de Heluan (Egipto)
Se trata de un objeto realizado en cristal de cuarzo encontrado en Heluan, Egipto, en la tumba del faraón Semempses. Este faraón, también conocido como Semerjet, fue el séptimo faraón de la Dinastía I de Egipto (aprox. 2861-2853 a.C.). Se considera una lupa y está expuesta en el Museo Británico. Parece estar pulida con tecnología del siglo XX.
No hay explicación, por ahora, pues los egipcios no conocían las lentes ópticas. Las lentes y las gafas aparecieron en la Edad Media con Roger Bacon (siglo XIII).





Las espirales metálicas de los Urales
Se trata de diminutas espirales (solenoides), que parecen artificiales, de hasta 3 cm, siendo la más pequeña de 0,003 mm. En las grandes predomina e cobre y en las pequeñas el tungsteno (o wolframio) y el molibdeno. Se encontraron en unos estratos geológicos datados entre los 20.000 y los 318.000 años.
No hay explicación, por ahora, pues este tipo de nanotecnología es de muy avanzado el siglo XX.




Las calaveras de cristal mayas (1)
En 1924, Anna Le Guillon Mitchell-Hedges, de 17 años, descubre una calavera de cristal de cuarzo en las ruinas de un templo de la ciudad maya de Lubaantún, en Belice (Honduras Británica). Es una reproducción casi perfecta de un cráneo de mujer  Pesa 5 kilos y tiene una mandíbula inferior articulada. Está datada hacia el siglo XIII d.C.
No hay explicación, por ahora, de cómo los mayas pudieron tallar y pulir este tipo de objetos de cristal de cuarzo sin herramientas modernas.





Las calaveras de cristal mayas (2)
La leyenda maya de las calaveras de cristal cuenta que hay 13 calaveras de cristal a tamaño natural, y cuando todas sean redescubiertas y reunidas, les transmitirán a los hombres todo su conocimiento. En esta leyenda está inspirada la película de aventuras “Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal”, dirigida por Steven Spielberg y protagonizada por Harrison Ford, y que mezcla en su argumento la temática de los extraterrestres.






La Fuente Magna de Bolivia
Tiene 50 cm de diámetro y unos 15 de profundidad, y fue descubierta en Bolivia, cerca del Titicaca, en 1960. Tiene inscripciones de tipo cuneiforme, propias de la cultura sumeria, lo que supondría, primero, un contacto entre las dos civilizaciones y, segundo, que ese contacto tuvo que ser hacia el año 3000 a.C.
Pero en 2002 se encontró, cerca del lago Titicaca, una estatua antropomorfa de piedra, con inscripciones parecidas en la espalda y piernas.
La ciencia cree que es falsa





Aviones en miniatura de los chibchas
Están en el Museo del Oro de Bogotá, Colombia, y, mas que pájaros, parecen aviones de juguete hechos en oro porque su cola es similar a la de un avión. Lo extraño es que estas figurillas fueron encontradas en una tumba datada hace unos 1000 años, bastante antes de la llegada de los españoles a América.
El parecido de estas figuras con aviones no tiene, hasta la fecha, una explicación lógica.





El coche de juguete de Turquía
Al parecer, el primer coche de juguete del mundo fue descubierto, el pasado año 2011, en unas excavaciones al sudeste de Turquía. Este coche o carro de juguete, que está hecho de piedra, se ha datado en unos 7.500 años de antigüedad.
Si la datación es correcta, el parecido de esta figura con un coche de 4 ruedas no tiene explicación lógica.





Las Venus de Berejat Ram y de Tan-Tan
Dado lo insólito de su datación, se cree que son formaciones creadas por la naturaleza.
Las venus paleolíticas son estatuillas femeninas datadas hace unos 30.000 años. Pero, se han descubierto dos posibles antecedentes de estas venus paleolíticas (las venus de Berejat Ram y de Tan-Tan), datadas entre los 200.000 y 300.000 años de antigüedad.





Astronauta en la América Precolombina
Este “astronauta prehistórico”, con rasgos faciales claramente mongoloides, fue descubierto en Xochipala, Guerrero, México (Cultura Olmeca). Se trata de una estatuilla esculpida en piedra arenisca rojiza, de unos 17 cm de altura, datada entre los años 1150 y 100 a.C.
Hasta la fecha no hay una explicación clara del parecido de esta estatua con un astronauta moderno




Metalurgia imposible del aluminio
Hasta 1889 no se descubrió el proceso Bayer para producir metal de aluminio. Sin embargo se han descubierto piezas realizadas con aluminio mucho mas antiguas. Un caso es el descubierto en una excavación de 1956 en una tumba china del siglo III en la provincia de Jiangsu. Otro bloque de aluminio de unos 20 cm se descubrió en 1973 en Rumanía (ciudad de Aiud), que fue hallado en un estrato geológico que databa de hace unos 20.000 años.
Hasta la fecha no hay una explicación clara de cómo se pudo obtener aluminio en esas fechas



Resumen y Conclusiones

Aunque la extrañeza de los objetos expuestos anteriormente, al no tener una interpretación clara desde la Arqueología, les lleva a ser catalogados como Ooparts, en general, la comunidad científica es escéptica frente a estas interpretaciones.
Con el tiempo a algunos de los Ooparts se les ha encontrado una interpretación lógica y han dejado de serlo. Pero, en otros casos, al no encontrar una explicación que cuadre con las teorías oficiales, esos objetos son ignorados o los científicos los consideran un fraude sin preocuparse en investigar más sobre ellos: “No comprendo, por lo tanto es imposible”




El fraude no se puede descartar. Hay científicos que por demostrar sus teorías o por alcanzar la fama son capaces de todo. Un ejemplo muy famoso de fraude científico es el Hombre de Piltdown.
Pero cuando se fueron encontrando fósiles de homínidos, como el Australopitecus, se vió que el Hombre de Piltdown no encajaba. En 1956 se descubrió el fraude: la parte superior del cráneo era humana y la mandíbula era de un orangután.
A comienzos del siglo XX se buscaba el llamado “eslabón perdido” entre los simios y los homínidos modernos que hasta la fecha se habían encontrado. El científico que lo encontrara sería famoso. En 1912 Charles Dawson encontró en Piltdown, Inglaterra, un cráneo humano con mandíbula de simio.
De todas formas, para explicar muchos de estos extraños hallazgos, así como de construcciones que no cuadran con la cronología de la Ciencia Oficial, se han planteado diferentes teorías. En uno de mis anteriores informes, el titulado “Enigmáticas Construcciones del Pasado: ¿Restos de Civilizaciones Desaparecidas?” de Mayo del 2010, exponía tres de estas teorías acerca de las explicaciones posibles que se han dado a construcciones cuya tecnología no parece cuadrar con el nivel cultural de los pueblos a los que se les atribuye su construcción.

Las tres teorías que planteaba son:
Teoría 1 - Las civilizaciones aceptadas por la Historia Oficial estaban mucho mas avanzadas técnicamente de lo que se les atribuye.
Teoría 2 - Existieron Civilizaciones anteriores a las conocidas y aceptadas por la Historia Oficial que tenían una tecnología avanzada.
Teoría 3 - Llegaron Extraterrestres a la Tierra en el pasado que convivieron con los humanos.

Incluso, ante los objetos con tecnología que no cuadra para su fecha de datación, hay algunos investigadores que aventuran la posibilidad de que se hubiesen producido viajes en el tiempo. En concreto afirman que, por ejemplo, los aviones de oro precolombinos puedan ser objetos que los chamanes pudieran haber “visionado” al viajar al futuro en sus trances. O, también, algo aún mas extraño, que los objetos tecnológicos de épocas recientes, como el Martillo de Londres, hayan viajado hasta el pasado apareciendo en épocas remotas. Lógicamente, este tipo de teorías no son admitidas por la Ciencia Oficial.

No obstante, como ya he dicho, ante el problema de no encontrar una explicación lógica a un hallazgo arqueológico, algunos científicos intentan que sean ignorados sin más, usando, incluso, tácticas de presión sobre los medios de comunicación y sobre los gobiernos. Un caso conocido es el de los autores Michael Cremo y Richard Thompson. En su libro, “Arqueología Prohibida”, exponen muchos ejemplos de hallazgos fuera de lugar que, según ellos, prueban, supuestamente, que la antigüedad del hombre moderno excede bastante la edad dada en las cronologías aceptadas.

Pues bien, en 1996, la NBC emitió un documental llamado “El Misterioso Origen del Hombre”, en el cual presentó material del libro “Arqueología Prohibida”.
La reacción de la comunidad científica fue explosiva. La NBC fue inundada con cartas de científicos iracundos que llamaban al productor “un fraude” y todo el programa “una broma”. Pero los científicos fueron más allá y solicitaron a la Comisión Federal de Comunicaciones que impidiera a la NBC emitir de nuevo el documental. Claramente, esto no fue sólo una violación a la libertad de expresión sino, también, un intento de censurar la discusión científica.


Hay un caso muy conocido que es el de la Dra. Virginia Steen-McIntyre, una geóloga que trabajaba para el U.S. Geological Survey (USGS), quien fue encargada en los años 70 de datar un grupo de herramientas de piedra hechas por el hombre, en Hueyatlaco (México), halladas en un estrato geológico de unos 250.000 años de antigüedad. McIntyre usó diferentes métodos de datación con equipos avanzados, respaldando esas dataciones. Pero sus resultados estaban fuera de lo asumido por la Arqueología Oficial. Los arqueólogos esperaban una fecha menor de 25.000 años, y el hallazgo de la geóloga fue de unos 250.000 años.
La datación de 25.000 años era crítica para avalar la teoría del “cruce” del Estrecho de Bering por los primeros “humanos modernos” para llegar a América, que es la asumida por la Ciencia Oficial. A McIntyre se le dio la oportunidad de retractarse de sus conclusiones, pero ella la rechazó.
Por ello no publicaron sus informes, e, incluso, perdió su empleo de profesora en una universidad estadounidense. Este tipo de reacción no ocurre cuando las fechas concuerdan con la teoría oficial.

Otro caso controvertido, de 1992, es el de la científica alemana Svelta Balabanova que descubrió trazas de cocaína y nicotina en momias egipcias. El hecho alarmó al mundo académico que lo achacó a la contaminación de las momias.
El experimento se hizo con 9 momias con una antigüedad de hasta 3.000 años, analizando pelo, piel y músculos pulverizados tomados de la cabeza y abdomen. En 1995, otro científico alemán encontró rastros similares en otra momia de 3.000 años de antigüedad.
Pero la Ciencia Oficial rechazó estos análisis, pues no acepta que, en el pasado remoto, hubiera contactos entre Egipto y América.
En efecto, con frecuencia a los científicos herejes se les castiga y se les excomulga. No obstante, muchas de las grandes revoluciones científicas proceden de científicos que fueron normalmente considerados como herejes en su tiempo. Una de las cualidades de esos científicos es que ponen en duda el dogma oficial y elaboran nuevas teorías más conformes con las últimas observaciones.

Como ejemplo, una de las mayores herejías se debe a Charles Darwin por su crítica del creacionismo como explicación a la aparición de los seres
vivos en la Tierra.
A lo largo de los capítulos anteriores hemos visto objetos, fósiles o huellas que parecen no cuadrar con lo que la Arqueología, la Antropología o la Paleontología Oficial afirman. Parece evidente que, al menos en algunos casos, algo no concuerda entre los hallazgos arqueológicos y nuestra Historia Oficial.
Esto nos lleva a hacernos algunas preguntas:
¿Conocemos el verdadero origen de los humanos modernos?
¿Hay otra historia de nuestro pasado que desconocemos?

En mi opinión, nos queda mucho por descubrir y por explicar acerca de nuestro pasado. De hecho, creo que los conocimientos que tenemos de nuestro pasado son bastante escasos¿Cuánto queda por descubrir en los diferentes continentes debajo de la tierra que conocemos?.
En San Lorenzo, en México, en la zona de los Olmecas, se han encontrado restos arqueológicos en catas realizadas a 18 metros de profundidad. ¿Cuanto queda por descubrir en el fondo de los océanos?. Se están, de hecho, empezando a explorar ciudades sumergidas algunas de las cuales parecen tener más de 10.000 años.

Las construcciones, fósiles, huellas y objetos arqueológicos, que no cuadran con la fecha en la que han sido datados, deberían, al menos, provocar dudas en la Ciencia Oficial. Sin embargo, suelen ignorarse sin más. Aunque, hoy, gracias a Internet, existen revistas de divulgación científica independientes, así como equipos de investigadores que disfrutan haciendo ciencia por el mero placer de hacerla. Y, muchos de estos científicos tratan de encontrar explicaciones más consistentes con los hallazgos que se realizan, “resistiéndose” a aceptar, sin más, los dogmas oficiales.

EL TORNILLO DE SERPUKHOV: HALLADO EN RUSIA UN “TORNILLO” FOSILIZADO DE 300 MILLONES DE AÑOS DE ANTIGÜEDAD


La web enigmas y misterios (http://enigmasmisterio.blogspot.com) publicaba el pasado día 1 de septiembre un interesante artículo  que viene a incrementar el ya numeroso parque de extraños objetos a los que la ciencia no puede o no quiere dar explicación. Son los denominados Out Of Place Artificacts (que podríamos traducir en su literalidad por Objetos ajenos a su época o más sucintamente pero más exactamente como Objetos Anacrónicos). Véase:
Estos denominados OOPARTs son conocidos desde hace mucho tiempo por los investigadores de lo insólito (en esta misma web puede consultar varios artículos que hablan de ellos) y debo confesar, no sin cierta frustración, que la mayoría de ellos siempre acaban diluyéndose tras una irritante cortina de humo que hace que se les pierda la pista y raramente puede llegarse a la fuente original del descubrimiento, es decir, el objeto físico.



Existen algunas notables excepciones como la Máquina de Antikythera (véase el artículo http://www.dogmacero.org/la-maquina-de-antikythera/) o la llamada Lente de Layard, auténticas anomalías históricas que ponen en un brete a los arqueólogos convencionales a la hora de dar una explicación convincente acerca de su procedencia y autoría. En otros casos, más exóticos como la llamada Piedra Petradox o Williams Enigmalith, (véase también http://www.dogmacero.org/la-piedra-petradox-the-williams-enigmalith/) queda todavía un largo camino por recorrer hasta que podamos aceptar razonablemente su autenticidad.
El caso del extraño tornillo hallado en Rusia y datado, al parecer, en más de 300 millones de años entraría más en la categoría de éstos últimos que en la de los primeros. En efecto, de entrada no sabemos con exactitud quien lo encontró, donde lo encontró y cuándo lo encontró. Algunas fuentes hablan de que la fecha de su hallazgo fue el 7 de octubre de 1996 y sus autores un grupo ruso de investigadores de lo insólito agrupados bajo el nombre de Kosmopoiskque realizaban la búsqueda de los restos de un meteorito en la región rusa de Kaluga. Sin embargo, no se cita el origen de esta información ni la sede del grupo investigador, ni el nombre de, al menos, alguno de sus miembros, probablemente porque se carece de esta información. Por nuestra parte, hemos podido averiguar que Kosmopoisk sería el acrónimo del Centro Internacional de Investigaciones para la Investigación Cósmica de Rusiapresidida por el ingeniero aeroespacial Vadim A. Chernobrov.
Otras fuentes indican que no fue hasta el año 2009 en el que un tal Alex Golubev envió una carta junto con unas fotografías del extraño objeto incrustado en una piedra al Laboratorio de Historia Alternativa (LAI). Tampoco en este caso la información es completa ni verificable: no se concreta la fecha exacta en que se envió esta carta (la verdad, sorprende que en plena era de internet y del correo electrónico se utilizase el correo postal para comunicar un hallazgo así), no se indica la sede o, al menos, la web del laboratorio en cuestión ni se aclara la identidad ni los motivos del autor de la carta que sacó a la luz este caso.
arece ser que esta piedra fue troceada de otra mayor con el fin de que sirviera como material de construcción en una población rusa llamada Serpukhov , situada en la región de Moscú. Entendemos, pues, que el hallazgo se produjo por casualidad y que debió llamar la atención de quien la encontró (quizás el tal Alex Golubev, no queda claro) aunque ignoramos las circunstancias exactas en que se produjo el descubrimiento.
De la fusión de estas informaciones se podría presumir, tal y como hace el autor del artículo en la citada web Enigmas y Misterios, que fue el grupo Kosmopoisk, mientras realizaba un trabajo de investigación sobre la caída de un meteorito en la zona de Kaluga, al suroeste de Moscú, el descubridor del objeto cuyo origen habría que situarlo en la población de Serpukhov, situada al sur de la capital rusa, no muy lejos de la zona de Kaluga.

EL “TORNILLO” DE SERPUKHOV
El objeto es una piedra en cuyo interior aparece alojado un extraño objeto que recuerda un tornillo o el interior de una bobina y que ha desconcertado a los investigadores tanto por la datación que se ha hecho de la piedra (algo más de 300 millones de años) como del extraño objeto alojado en su interior que constituiría un absoluto anacronismo por su manufactura no natural.
Al parecer la piedra fue sometida a diversos análisis en el Instituto Paleontológico de Moscú. En ellos se descubrió que el supuesto “tornillo” era más bien una bobina ya que se trataba de una espiral insertada en una cavidad alojada a su vez en el interior de la piedra.

A través de exámenes litológicos se determinó que el bloque rocoso original que contenía el objeto debía tener entre 300 y 320 millones de años de antigüedad. Asimismo se hallaron restos fosilizados de crinoideos, un organismo marino muy abundante en el Paleozoico (periodo que se extendió durante unos 290 millones de años que se inicia hace 542 millones de años y termina hace 251 millones de años). Los crinoideos son una clase de equinodermos que no tienen movilidad propia sino que se dejan llevar por las corrientes marinas hasta encontrar un lugar (una cavidad en una roca por ejemplo) en donde se adhieren.
Curiosamente, estos organismos tienen una especie de endoesqueleto en forma espiral que, en el proceso de fosilización, podría hacerlos similares a un tornillo o filamento en espiral. Sin embargo, en este caso los especialistas descartaron esta posibilidad dado que el “tornillo” en cuestión está muy bien delimitado y, además muestra una especie de “tuercas” en sus extremos que no hallamos en las formaciones creinoideas.
Precisamente, al encontrar este tipo de organismos adheridos en la roca, permitió a los científicos confirmar la extraordinaria antigüedad de la misma, reforzando la datación efectuada.
Para añadir más confusión si cabe a todo este asunto, el nombre de un tal Yuri Golubev (Alex Golubev sería el presunto descubridor del “tornillo” que nos ocupa) aparece como el descubridor de un supuesto mecanismo con engranajes hallados fosilizados en una roca datada en unos 400 millones de años en la península de Kamchatka, en el extremo oriental de Rusia. O Golubev es un apellido muy común en Rusia, lo que facilitaría esta “casualidad” o realmente hay que poner en duda la veracidad de estas informaciones.

¿Estamos ante un objeto real? Esta es la primera pregunta que hemos de plantearnos. De entrada nadie sabe, o al menos no lo publica, dónde se encuentra esta piedra con su enigmático contenido. ¿Cuáles fueron las circunstancias exactas del hallazgo? ¿Quién o quienes lo encontraron? Con nombres y apellidos y, a ser posible con las pertinentes acreditaciones académicas y, sobre todo, dirección de contacto para que los investigadores que lo deseen puedan acudir a la fuente original. ¿Quién o quienes examinaron el objeto? Esa es otra pregunta cuya exactitud en las referencias queda en una irritante ambigüedad. ¿Qué métodos emplearon para descartar que no estamos ante una formación de origen natural (crinoideos)? Y, sobre todo: ¿Dónde está ahora la piedra con el supuesto “tornillo” fosilizado?
Son demasiadas preguntas sin respuesta satisfactoria. Desde nuestro punto de vista, sin embargo, la clave está en la primera: ¿Existe este objeto? Y la última ¿Dónde está? A partir de ahí podríamos entrar en otras consideraciones. Entretanto mucho nos tememos que sólo podemos levantar acta de la noticias, con indicios razonables de realidad pero que son sólo eso, indicios. Necesitamos algo más.
David Alvarez



¿Armas de fuego en la prehistoria?


Existe una arqueología prohibida que nos muestra inquietantes descubrimientos que, de revelarse ciertos, obligarían a rescribir la historia del hombre tal y como la conocemos. Aunque muchos se resisten a aceptarlo, existen una serie de anomalías que nos muestran claramente que algo inquietante ocurrió en el pasado. En muchas partes están apareciendo evidencias de una tecnología imposible.


No deja de ser sorprendente comprobar como algunas anomalías históricas son totalmente pasadas por alto por arqueólogos e historiadores, cuando no deliberadamente silenciadas. Se trata, casi siempre, de hechos que no encajan dentro de las teorías elaboradas por los expertos y que su reconocimiento oficial podría resquebrajar el edificio académico con tanto esfuerzo construido.

Una de esas anomalías hace referencia a restos hallados de animales y homínidos, de miles de años de antigüedad y que presentan orificios que sólo pudieron ser causados por proyectiles similares a los que provocan las municiones de nuestras modernas armas de fuego.

Citaremos tres casos a modo de ejemplo aunque, a buen seguro, deben existir muchos otros, arrinconados en los archivos de museos de todo el mundo, esperando a que alguien repare en ellos y cuya anomalía o se ha ignorado, o se ha ocultado de forma intencionada.

¿QUIÉN CAZABA BISONTES EN LA PREHISTORIA?

La primera noticia que tuve de este caso se remonta a mediados de los años setenta, a través de la obra de Erich Von Daniken "El mensaje de los Dioses" en la que hacía referencia a los restos de un bisonte que este autor había podido observar en un museo de Moscú en 1968.


En efecto, en el Museo de Paleontología de Moscú (adscrito al Paleontological Institute of Russian Academy of Sciencies 117868- Moscow, Profsoyuznaya st., 123) puede ontemplarse el esqueleto de un bisonte que en su cráneo presenta un agujero perfectamente redondo y que tuvo que ser causado por el impacto de un proyectil lanzado a gran velocidad. En otras palabras, su aspecto es sospechosamente parecido al que dejaría una bala de moderno calibre. Sólo que este animal originario de Yakuzia, en la Siberia oriental, vivió en aquellas latitudes hace entre 30.000 y 70.000 años, cuando el hombre no pasaba de ser (según la historia oficial) un mero neanderthal.

Desde posturas academicistas se ha sugerido que tal impacto (cuya realidad es tan evidente que no puede ser negada) pudo deberse a causas naturales. Y se añade que el único fenómeno natural que pudo provocar algo así habría sido el impacto de un pequeño meteorito. Francamente, por muy expertos que sean los enunciadores de tan descabellada teoría, ésta me parece totalmente absurda ¿Se imaginan un meteorito, penetrando en la atmósfera terrestre e impactando justo en el centro del cráneo de un bisonte en plena estepa siberiana? ¿Qué posibilidades hay de que tal hecho ocurra realmente? Además, un meteorito de tales características debería haberse desintegrado por efecto del rozamiento con el aire, antes de golpear al animal.

Los estudiosos se han puesto de acuerdo en que fue precisamente este impacto lo que provocó con toda probabilidad la muerte del animal, sin embargo no coinciden en lo que pudo causarlo. De haberlo producido alguno de los utensilios que utilizaban los hombres de aquella época, el cráneo hubiera sido destrozado o, en todo caso, no hubiera podido producirse un agujero perfectamente regular y sin grietas a su alrededor. No es así, y lo cierto es que estamos ante un orificio efectuado limpiamente.

¿Quién se dedicaba a cazar con rifle hace diez mil años?

EL CRANEO DE BROKEN HILL

Pero este no sería el único caso registrado. Tal vez uno de los más conocidos fue el denominado Hombre de Broken Hill, en recuerdo del lugar en que fue hallado el cráneo de un homínido (Broken Hill, al norte de Zambia, la antigua Rhodesia).


El hallazgo tuvo lugar en 1921, cuando los trabajadores de una mina de zinc se preparaban para barrenar unos terrenos situados en una colina en Broken Hill (el nombre actual de esa ciudad es Kabwe, de ahí que en la literatura especializada se conozca con uno u otro nombre) y se percataron de la existencia de una galería, que conducía a la entrada de una caverna. La cueva estaba llena de restos humanos dispuestos de tal forma que indujo a los expertos a pensar que se estaba ante un lugar de enterramiento prehistórico.

Sea como fuera, los trabajos de recuperación se hicieron con torpeza y de los restos hallados, sólo nos ha llegado una mínima parte entre las que se encuentra el cráneo humano conocido como Hombre de Broken Hill u Hombre de Rhodesia. En un principio el cráneo fue clasificado dentro de la categoría de Homo Heidelbergensis e, incluso, se dudó que fuera un homínido, debido, sobre todo a su enorme tamaño. Actualmente se cree que el cráneo en cuestión sí perteneció a un homo sapiens si bien se especuló con la posibilidad de que el espécimen encontrado sufriera de acromegalia . Esta fue al menos la teoría mantenida por el Dr. Jack Cuozzo en su obra Buried Alive: The starling about Neandethal man, objeto de fuerte controversia entre creacionistas y evolucionistas. Desgraciadamente, entre los restos no se halló la mandíbula inferior que, al parecer, hubiera ayudado en un diagnóstico más certero.


Sin embargo, lo más sorprendente de este cráneo son los dos agujeros que tiene (lo que aparenta ser un orificio de entrada y otro de salida) situados de forma simétrica en el hueso temporal izquierdo. En un principio se especuló con la posibilidad de que se tratase de una trepanación pero dada la antigüedad de los restos como, sobre todo, de la forma y aspecto de los agujeros, esta hipótesis acabó descartándose. Simplemente se concluyó que los agujeros en cuestión no tenían explicación lógica alguna.

El Dr. Cuozzo sometió el cráneo de Broken Hill a diversos análisis y pruebas, llegando a la conclusión de que los agujeros no podían deberse a una trepanación.

En primer lugar, la trepanación, una de las prácticas más antiguas practicada por el hombre tanto por cuestiones médicas como religiosas, no explicaría la presencia de un segundo agujero, mucho más grande que el primero, justo debajo del primero, en el hueso occipital.

En segundo lugar, el primer agujero es más grande en su parte interior que en su parte exterior. Es decir, tiene lo que podríamos denominar, un biselado, justo la marca que cabría esperar si el agujero hubiera sido efectuado por algo parecido a una bala moderna. 

¿Disparos en la prehistoria?

Jack Cuozzo opina que el cráneo de Broken Hill no sería tan antiguo como los paleontólogos suponen y, desde luego, mucho menos que los que el estrato en que se halló evidenciaría. Y llega a esa conclusión no tanto por la anormalidad de los agujeros hallados en el cráneo sino porque una antigüedad como la que postulan los científicos estaría reñida con las teorías creacionistas que el Dr. Cuozzo defiende.

Los científicos no son de la misma opinión. Para la arqueología oficial la antigüedad del cráneo de Broken Hill está fuera de toda duda. En su día, los científicos estimaron su antigüedad en alrededor de 10.000 años. Sin embargo, posteriormente y gracias a técnicas de datación modernas, se ha establecido la antigüedad de los restos en 125.000 años y los clasificaron como una subespecie de neanderthales.


Y no fue éste el único cráneo hallado. En 1953, en Saldanha Bay,Hopefield, Sudáfrica, se encontró un segundo cráneo de un humanoide del tipo Kabwe, es decir, como el hallado en Broken Hill, con primitivas herramientas y restos de animales. A ese cráneo se le dio una antigüedad de entre doscientos y cuatrocientos mil años. Este hallazgo demostraría que no estábamos ante el cráneo de un homo sapiens aquejado de acromegalia, sino ante una subespecie de homínido que vivió en aquella zona de África.

Así pues, los últimos descubrimientos echarían por tierra los cálculos del Dr. Cuozzo en lo que hace referencia a la antigüedad del primer cráneo, pero, desde luego, no explicarían los agujeros hallados en el cráneo de Broken Hill, su morfología y su impecable trayectoria. Bien al contrario, la mayor antigüedad de los restos encontrados en Sudáfrica no hace sino añadir más oscuridad en este misterio. En definitiva, estamos ante un cráneo que tiene no menos de 125.000 años de antigüedad y con una anomalía que nadie puede aclarar de forma satisfactoria.

Y cuando a la ciencia se le pregunta qué explicación tendrían las perforaciones halladas en el cráneo de Broken Hill, ésta calla. La ciencia, simplemente, no sabe dar una explicación a este enigma.



EL CRANEO DE MOIA

Moià es un pueblo, de unos 5793  habitantes (2012), situado a unos 40 kilómetros al norte de Barcelona (Catalunya-España). Aquí nació en 1660 el héroe nacional de Catalunya, Rafael Casanova que encabezó la resistencia en el asedio a Barcelona por las tropas españolas de Felipe V, durante la Guerra de Sucesión (1714).

En los alrededores de Moià se halla situada la Cova del Toll, una cavidad natural subterránea, recorrida por un curso de agua y que se utilizó como asentamiento humano desde finales del paleolítico hasta la edad de bronce.

De hecho, tanto esta cueva como la de las Toixoneres, sirvieron de refugio y de cámaras sepulcrales a los humanos de aquellas épocas. Las excavaciones, iniciadas en los años cincuenta (la entrada principal fue descubierta el 29-10-1954) evidencia la presencia de una riquísima fauna en este lugar, que es considerado por los expertos como una de las zonas con mayor riqueza de especies animales del cuaternario, y que se corresponde con la última glaciación de esa era o Período Wurm.

La Cova del Toll tiene 1148 metros de profundidad si bien solamente pueden ser visitados 158 de los que algo más de cien corresponden a la Galería Sud que es la que fue ocupada por los primitivos neanderthales y por posteriores asentamientos.

Fue en esta cueva en donde se hallaron los restos de varios homínidos entre los que hay que destacar el llamado Cráneo de Moiá. Se trata de un ejemplar de Cromagnon que vivió en aquella zona hace unos 10.000 años y que murió a una edad muy avanzada para la época, 60 años. Al parecer, se hallaba aquejado de diversas enfermedades tales como artrosis reumática y osteoporosis generalizada.

El esqueleto se halla muy bien conservado y lo que llama de inmediato la atención del visitante es una perforación perfectamente circular que puede observarse en el centro del hueso frontal del cráneo y que de inmediato nos hace pensar en el impacto de un proyectil.

Como en otras ocasiones, se ha especulado con la posibilidad de que la perforación hubiera sido producida por el impacto de una piedra en la frente o la punta afilada de alguno de los utensilios utilizados por el hombre primitivo. Sin embargo, un traumatismo de este tipo hubiera dejado astillado el hueso y, desde luego, hubiera producido un orificio mucho más irregular.

Se apuntó también la posibilidad de una trepanación pero el tamaño del agujero e incluso su situación, parecían descartar esa hipótesis.


Finalmente, los expertos llegaron a la conclusión de que estos restos correspondían a un ejemplar que había padecido una fuerte infección dental en la mandíbula superior y que, como consecuencia, había desarrollado una sinusitis que acabó por perforarle el hueso frontal. Los expertos coinciden en que esto, sin embargo, no fue la causa de su muerte y que el ejemplar sobrevivió a esa enfermedad.

Esta explicación, tal vez forzada pero aparentemente plausible, parecía dar respuesta a los interrogantes planteados y, desde luego, dejaba mucho más tranquilos a los expertos que no tenían que enfrentarse ante la “absurda” hipótesis de que el orificio hubiera sido provocado por algo parecido a un moderno proyectil.

En el invierno del año 2001 visité detenidamente el pequeño Museo de Moiá en donde pueden contemplarse los restos óseos de este cromagnon y tomé diversas fotografías tanto del cráneo como del resto del esqueleto. Visité asimismo la cueva en la que los mismos fueron hallados, en las afueras del pueblo y pude entrevistar a diversas personas relacionadas con el museo e, incluso, hablar con uno de los miembros que intervinieron en las excavaciones a finales de los años cincuenta, hoy convertido en vigilante del museo citado.


Una vez clasificado, mostré el material gráfico recogido a dos doctores en medicina, uno de ellos médico estomatólogo con bastantes años de experiencia en enfermedades dentales a sus espaldas, que me previno de que sus afirmaciones no podrían considerarse definitivas ante la necesidad de tener una mayor información acerca del caso. Ambos coincidieron en la elevada improbabilidad de un diagnóstico como el descrito y me confirmaron en la sospecha que tenía: la explicación dada por los arqueólogos parecía forzada y para no entrar en mayores detalles de un asunto que podía acabar por incomodarles ante la falta de respuestas reales.

Uno de los médicos (por cuestiones de discreción declinamos citar sus nombres) afirmó claramente que una perforación de este tipo derivada de una sinusitis sería sumamente improbable dado que la infección tendería a salir al exterior del cuerpo por otros conductos naturales mucho más accesibles (las encías, por ejemplo) y que, en todo caso, para llegar a una perforación de este tipo, el paciente debería haber desarrollado un cuadro clínico (en el que habría que destacar una fiebre altísima) que con toda probabilidad habría acabado con su vida, máxime teniendo en cuenta la época histórica en la que se hallaba en la que no existían fármacos para combatir esa grave sintomatología.

Por otro lado, de una observación detallada del agujero craneal, se desprende que el orificio parece haber sido efectuado desde el exterior hacia el interior del hueso. Existe una clara curvatura hacia adentro del agujero y puede observarse un ligero ángulo de entrada de derecha a izquierda. Todo esto sumado a la exacta regularidad y perfecta redondez del orificio, sugiere una herida traumática producida probablemente por un impacto procedente del exterior.


Por lo que pude ver y me explico el cuidador del Museo Paleontológico de Moiá (totalmente alineado con de la hipótesis oficial, como no podía ser de otro modo pues en su juventud había participado de los diversos trabajos arqueológicos) no existe un orificio de salida por lo que el supuesto proyectil, de haber existido alguna vez, causante del impacto debió quedar alojado en el interior del cráneo. Nadie supo darme razón de si en el lugar en el que se encontró el cráneo, se halló algún resto de ese proyectil. Sin embargo, lo cierto es que, al no haberse tenido nunca en cuenta la teoría del impacto exterior, tampoco se buscó resto alguno. Y aún en ese caso, no sería extraño que no se hallase nada ya que tampoco se buscaba algo parecido a una bala y la corrosión debida al paso del tiempo la hubiera hecho fácilmente confundible con algún tipo de piedra o mineral, pasando totalmente desapercibida para los investigadores.
Hay que tener en cuenta que estos restos fueron hallados a mediados de los años cincuenta y que fue entonces cuando se planteó la hipótesis de la sinusitis como causante de esa perforación craneal. Desde entonces, la medicina ha avanzado mucho y dicha hipótesis no ha sido revisada. Bien es cierto que descartarla dejaría muchas preguntas sin responder… a menos que se aceptase la teoría del disparo que, reconozcámoslo es, a priori, absolutamente exótica. Pero, de tenerla en consideración, la pregunta vuelve a ser inevitable: ¿Quién disparaba con armas de fuego hace 10.000 años?

Los tres casos aquí expuestos son sólo tres ejemplos de las muchas anomalías que existen por todo el mundo y que ponen en evidencia que, en ocasiones, la historia tal y como nos la han enseñado presenta algunas anomalías que debería despertar nuestro espíritu crítico y hacernos plantear otras posibilidades.

Hoy en día se habla con frecuencia del llamado “pensamiento único” que nos conduciría a una especie de fatalidad ideológica en la que una cierta teoría económica vencedora dominaría todos los ámbitos de nuestra vida. Sin embargo, en determinados campos de la ciencia, desde hace muchos años se intenta hacernos creer que las teorías que nos han explicado son las únicas posibles. Para ello se muestran aquellos hechos que vendrían a corroborarlas y se pasan por alto otros que son inexplicables o que, simplemente, incomodan.

Sin embargo, lo cierto es que a cada nuevo descubrimiento los paleontólogos deben revisar sus teorías y deben hacer retroceder el origen del hombre algunos miles de años más, viéndose obligados a enunciar nuevas hipótesis en la que quepan los nuevos hallazgos. Eso en cualquier otra disciplina científica sería tenido, como mínimo, por poco serio.

Las piedras de Ica, las figuras de Acámbaro, huellas de hombres junto a las de dinosaurios de Glen Rose, cráneos con orificios de bala… Algo no cuadra en lo que nos están contado.





Huellas imposibles.



William J. Meister estaba de expedición en Antelope Spring en 1968, un sitio ubicado a casi 70 kilómetros de Delta, en el estado de Utah, Estados Unidos de Norteamérica. Lo acompañaban su esposa y dos hijas. Ya habían encontrado varios fósiles pequeños cuando Meister golpeó con su martillo de geólogo una losa de unos cinco centímetros de espesor, partiéndola de plano en dos, como se abre un libro. Allí estaba la huella.Como suele suceder en todo fósil que ha quedado atrapado en un sedimento, ambos lados del bloque muestran la marca de una sandalia, una en positivo y la otra en negativo, del tamaño normal de un pie humano. Esta pisada es muy particular, porque ha aplastado bajo su suela ni más ni menos que trilobites.


El 4 de Julio la muestra es enviada al Dr. Clarence Coombs de la Universidad de Columbia y al geólogo Maurice Carlisle, de la Universidad de Colorado. Carlisle se traslado al lugar del descubrimiento y excavo en la zona y llego a la conclusión de que la zona de la extracción era adecuada a la muestra y que desconcertantemente se establecía esa capa en el periodo Cámbrico, entre 550 y 590 millones de años. 
Meister dio a conocer el extraño descubrimiento y todos coincidieron en que no podía ser, que era imposible, algunos dijeron que la huella era un ejemplo claro de extraña erosión y otros que era un simple y claro fraude.


En la zona de Glen Rose (Texas), se han hallado huellas de botas y de pies desnudos ¡junto a huellas de dinosaurios!. Las marcas estaban impresas sobre un estrato geológico de 60 millones de años.


-Las huellas de la imagen son objeto de gran controversia al otro lado del Atlántico. Descubiertas en 1908, cerca de Glenn Rose (Tejas), muestran huellas de homínidos gigantes de 4 metros de altura mezcladas con huellas de dinosaurios (entre 120 y 130 millones de años de antigüedad).

-Durante el verano de 1882, unos detenidos de la prisión de Carson City (Nevada) al trabajar en una cantera, sacaron una capa de gres en la cual, entre huellas de animales fósiles como los mamuts, se encontraban seis series de huellas de homínidos gigantes. El 27 de agosto de 1882 un informe fue mandado a la Academia de Ciencias de California.
Algunas de estas huellas (de 50 centímetros) revelaban que esos homínidos usaban sandalias.

-En 1884, Earl Flint, representando el museo de Peabody y la universidad de Harvard, descubrió en una cantera cerca de Managua (Nicaragua), a orillas del lago Gilva, a 60 centímetros de profundidad, huellas de homínidos, unas con sandalias, otras indicando el uso de un bastón. Las mayores medían 40 centímetros de largo. Su antigüedad se estima en 200.000 años.

-En 1896, una piedra con una huella perfecta de pie humano de 37 centímetros de largo fue enseñada a los miembros de la Academia de Ciencias de Ohio. Esta piedra había sido hallada 20 años antes en los alrededores de Parkesbourg (Virginia), su antigüedad fue estimada en 150 millones de años.

-En 1930, el Dr. W. Burrough, jefe del departamento de geología del colegio de Berea (Kentucky), anunció el descubrimiento de diez huellas de homínidos, en gres carbonífero, en las colinas al norte del condado de Rockcastle.
Las huellas medían 24 centímetros de largo sobre 15 de ancho. Las fotos micrográficas e infrarrojas que fueron tomadas no indicaron ninguna señal de talla artificial sobre y alrededor de las huellas. Además, el análisis microscópico indicó que las huellas se debían verdaderamente a un impacto de la presión del pie de un homínido. La roca que contiene estas huellas es estimada a 250 millones de años.
Unos años más tarde, estas huellas fueron totalmente destruidas por vándalos.
-En 1969, Troy Johnson, un geólogo con treinta años de experiencia sobre el terreno, encontró una capa de gres llena de huellas fósiles, en la cumbre de una colina al este de Tulsa (Oklahoma).
Entre las huellas de especies animales desaparecidas desde hace 3 millones de años, algunas parecían perfectamente humanas con 5 dedos del pie. Enseñó los moldes de esas huellas a varios expertos que las rechazaron por las implicaciones que suponía su descubrimiento. 

Repetidas veces desde 1908, se han encontrado huellas de seres humanos junto a otras de dinosaurios del Período Cretácico, ya sea en la misma capa geológica o en una similar. En los últimos decenios, Geólogos, entre otros, han documentado descubrimientos de este tipo en diferentes lugares y épocas, en varios estados de los Estados Unidos.
En las décadas de 1960 y 1970 el geólogo Dr. Cecil N. Dougherty dejó constancia, en su libro Valley of Giants, de rastros humanos correspondientes al Período Cretácico, época de los dinosaurios. Durante su visita en Glen Rose, se le otorgó al Zillmer autorización para publicar fotos suyas en el libro Darwin se equivocó.


Dinosaurios y seres humanos convivieron; en la foto de la izquierda, perteneciente al Dr. Cecil N. Dougherty (copyright), se puede ver, en la misma capa geológica, la huella de un pie humano junto a la pisada tridáctila de un Acrocanthosaurus, a orillas del río Paluxy, en Glen Rose. Las demás fotos muestran rastros hallados en capas de piedra caliza del Período Cretácico, tiempo en que habitaron junto al río Paluxy dinosaurios tanto carnívoros como herbívoros. Más fotos de Dr. Dougherty pueden encontrarse en Darwin se equivocó. (Pictures copyright Dr. C. Dougherty.

Archer 012





RESUMEN DE OOPARTS CONFECCIONADO POR UNIFAWEB








Los tubos de Baigong.


Los tubos Baigong, tuberias inexplicadas encontradas en una cueva en China, se encuentran en las entrañas de la montaña de Baigong en la provincia China de Qinghai. Existen varias entradas en la montaña que van a parar a los lugares donde fueron descubiertos los tubos de aspecto metálico, aunque no sabe lo largos que podrían llegar a ser, si que se sabe el grueso que tienen y donde acaban, se han podido descubrir tubos desde el tamaño de un alfiler a tubos de 16 cm de grosor. Todos los tubos desembocan en un lago de agua salada, aunque salen de la montaña no se sabe desde que lugar exactamente, ya que parecen venir de las entrañas de la Tierra.

Los tubos Baigong desde que se conocen han sido cuestión de debates e investigaciones para lograr averiguar quien los coloco en aquel lugar, con que fin y para que. Las leyendas locales especulan con que se trata de un laboratorio de origen extraterrestre que fue construido en el monte Baigong en algún momento del pasado. Las listas de Ooparts u objetos fuera de su tiempo suelen incluir los tubos Baigong como elementos sin explicación del pasado.

Parece muy extraño que un ambiente totalmente hostil en que tan solo aparecen algunos nómadas de paso muy de tanto en tanto, hubieran aparecido tubos metálicos de una supuesta construcción del pasado. La única explicación racional es que los únicos que pasan por allí, son nómadas que deberían de haber desarrollado la metalurgia y unas capacidades tecnologicas muy avanzadas para lograr penetrar en las rocas para pasar los tubos.
Los científicos en las primeras investigaciones realizaron diferentes análisis a los compuestos de las tuberías, llegaron a la conclusión, de que las tuberías contenían un 92% de minerales y de metales muy comunes en la Tierra, mientras que el otro 8% de la tubería sería de origen desconocido. ¿Tal vez de extraterrestre?

FUENTE:http://enigmasmisterio.blogspot.com/2013/09/tubos-baigong.html






La pagoda negra de Konarak en la India.








El artefacto de Coso

El artefacto de Coso, conteniendo una bujía de los años 20. una piedra arcillosa dentro de la cual se encontró una bujía. Lugar: Montañas Coso, California, el 13 de febrero de 1961.Tres buscadores de geodas, Wallace Lane, Virginia Maxey y Mike Mikesell, se toparon con el extraño artefacto a 4.300 pies de altura en una de sus exploraciones. Al partir el trozo de arcilla solidificado un objeto similar a una bujía surgió de su interior.
Virginia Maxey afirmó que un geólogo calificado dató al artefacto atrapado en la roca en unos 100.000 a 500.000 años de antigüedad. Las radiografías demostraron que el objeto, en efecto, poseía un grado de tecnología solo clasificable como contemporáneo. Esto indica que el remoto período de fabricación del componente mecánico ya contaba con una tecnología similar a la moderna. Sin embargo, muchos investigadores como Pierre Stromberg y Paul Heinrich, opinan que la bujía pudo haber quedado atrapada en hormigón ferroso formado por la oxidación del objeto.




El hierro de Wolfsegg

Un bloque cúbico del metal en carbón, también conocido como el hierro de Wolfsegg, encontrado en Austria. 
La rotura de un trozo de lignita, proveniente de un yacimiento de Wolfsegg de 60 millones de años de antigüedad, dejó al descubierto un cuerpo de naturaleza férrea con caracteristicas poco convencionales.
FUENTE:http://revista-avalon.es/?p=5855



El vaso de Dorchester, Massachusetts, Estados Unidos.

El vaso de Dorchester, Massachusetts (EE. UU.), datado hace 100.000 años. En 1851, se extrajo un jarrón o tarro de zinc y plata de una roca sólida en Dorchester (Massachusetts). El hallazgo fue publicado en el Scientific American de junio de 1851 (volumen 7, pp. 298-299); se extrajo de roca conglomerado (un tipo de roca sedimentaria) encontrada a 15 pies por debajo de la superficie de Meeting House Hill en Dorchester
FUENTE:http://www.carlosmesa.com/ooparts-objetos-imposibles/




Las lámparas de Dendera

Las lámparas de Dendera, grabadas en un templo dedicado a Hathor, diosa egipcia de la vía láctea. Este extraño descubrimiento sucedió en el templo de la diosa Hathor, aproximadamente a 70 kilómetro de Luxor. En uno de los tantos jeroglíficos hallados en ese complejo funerario se muestra claramente lo que muchos, tratando de explicar acaso lo inexplicable, han llamado como la Bombilla de Dendera, puesto que muestran claramente cómo dos egipcios sostienen cada uno una especie de cristal de forma alargada y curva en cuyo interior se despliega una serpiente que sobresale de una flor de loto, que recuerdan a las bombillas o focos eléctricos de la actualidad. Así mismo, el tallo de esta flor parece estar “conectada” a una caja misteriosa que soporta el peso de un extraño personaje que sostiene un par de afilados cuchillos.
FUENTE:http://historiaignoradadelahumanidad.wordpress.com/2012/05/06/las-lamparas-de-dendera-y-la-pila-de-irak/




Los discos de Bayan Kara Ula (Los discos dropa)

Los discos de Bayan Kara Ula, más conocidos como los dropa; encontrados cerca de Nimu en la región china de Sichuan, y fechados en 12.000 años de antigüedad 
Año 1938, Chi Pu Tei comanda una expedición arqueológica por las heladas montañas Baian-Kara-Ula, frontera entre China y el Tíbet. La expedición se adentra en unas cuevas que al punto se muestran no naturales. Un laberinto de túneles y despensas perfectamente tallados y con la peculiaridad de que las paredes están muy bien cuadradas y cristalizadas, como si en la perforación se hubiesen usado fuentes de calor extremo capaces de fundir la roca. En algunas paredes encuentran antiquísimos pictogramas de la cúpula celeste, el sol, la luna y varias estrellas unidas por líneas, como un mapa de carreteras estelar. Profundizando en las cuevas hayan una serie de enterramientos pulcros y cuidados, en ellos descubren los restos de esqueletos que al primer vistazo se asemejan más a primates que a humanos. Cuerpos menudos y de huesos finos, de apenas 130 centímetros de altura y cabezas desproporcionadamente grandes. Claro está, ante la pulcritud de los enterramientos se descarta que sean primates y piensan que deben ser alguna clase de hombres prehistóricos todavía desconocidos. Continuando con la exploración, entre el viejo polvo del suelo, encuentran un extraño disco de unos treinta centímetros de diámetro con un orificio central de unos dos centímetros. Los discos son de una perfección geométrica total y están grabados con un surco en espiral que comienza en el centro para acabar en la parte exterior. A simple vista, son muy parecidos a los antiguos discos de vinilo, pero más toscos y pesados. Al cabo de unas semanas de exploración, Chi Pu Tei regresa a la universidad de Beijing, de donde es profesor, con la friolera de 716 discos. Allí se descubre que los surcos de los discos son en realidad una serie de pequeños grabados jeroglíficos de difícil lectura y descifrado. De estar datados correctamente y tener 12 milenios, el arqueólogo chino está ante la prueba física más antigua de escritura de la historia. Incluso mucho más antigua que la civilización egipcia.
FUENTE:https://tejiendoelmundo.wordpress.com/2009/04/01/ooparts-los-discos-dropa/




Kensington Runestone

Kensington Runestone datada en el siglo 14 ,encontrado en Norteamérica. Esta losa de forma rectangular de roca de arenisca gris, cubierta con runas sobre sus dos caras, ha sido motivo de amplias disputas entre la comunidad científica después de que fuera encontrada en 1.898 cerca de Kensington, Minnesota (EE.UU) , y en la que todo parece indicar que, exploradores escandinavos alcanzaron Norteamérica en el siglo XIV. Su origen es incierto, y las opiniones son divididas en cuanto a su autenticidad. Si bien el texto deja muy claro cómo un grupo de treinta navegantes procedentes del norte de Europa alcanzó tierras americanas, para algunos especialistas no es más que una simple broma realizada por alguien aficionado a las runas en el pasado siglo XIX. Por el contrario, para los defensores de la presencia europea en tierras americanas mucho antes de la llegada de Cristobal Colón al nuevo continente, es otra de las muchas pruebas existentes que avalarían sus hipótesis.








Las esferas de Klerksdorp, Suráfrica


Las esferas de Klerksdorp, Suráfrica, con una antigüedad de unos 2.8 mil millones de años. Se trata de esferas metálicas halladas por equipos mineros trabajando sobre estratos precámbricos en Ottosdal. Los trabajadores se encontraron con mas de 200 esferas metálicas de entre 2 y 10 cm de diámetro, a simple vista hechas en pirita.Por la edad de los estratos dónde fueron encontradas las esferas se estima una antigüedad de 2.800 millones de años.
FUENTE:http://cronicasdelgrantiempo.blogspot.com.es/2012/11/las-esferas-metalicas-de-klerksdorp.html





Las piedras de Ica, Perú

Las piedras de Ica, Perú, se alega que representa imágenes anacrónicas tales como dinosaurios y procedimientos médicos modernos.
El doctor Cabrera ha bautizado a las piedras con el nombre de "gliptolitos" y califica a quienes las grabaron de "humanidad gliptolítica". A partir de sus interpretaciones de los dibujos grabados en las piedras afirma que esa humanidad gliptolítica fue creada por una raza superior que llegó a la Tierra desde algún lugar del cosmos. Al llegar a nuestro planeta, esa raza no halló vida inteligente, y decidió crearla a partir de un primate emparentado con el lemur, llamado notharcus, que se extinguió hace 50 millones de años. A principio de la década del 70’, comienzan a filtrarse los primeros informes en la prensa sobre las controvertidas piedras. Por ese entonces aún no se discute la autenticidad de los Gliptolitos.

Uno de los elementos que confirman la creencia del doctor Cabrera es una piedra donde está labrado un mapa del mundo tal como era en el período terciario (esta piedra está representada en la portada de su libro, reproducida en página 461). Allí, la forma y la disposición de los continentes es completamente diferente de la actual -algunas zonas parecen coincidir con los desaparecidos continentes de Lemuria y de la Atlántida-, y considerando que la geología no supo hasta fines del siglo XIX y principios del XX que los grandes cataclismos de fines del terciario habían provocado cambios espectaculares en la forma y disposición de los continentes, el doctor Cabrera sostiene que esa piedra sólo pudo ser labrada por hombres que vivieron en un planeta con esa configuración y que, además, poseían los medios técnicos necesarios para recorrerlo y observarlo desde grandes alturas. FUENTE:http://www.taringa.net/posts/paranormal/11530373/Piedras-de-Ica-en-Peru-hubo-otra-humanidad.html 












Objetos microscópicos descubiertos cerca del río de Narada en Rusia

Objetos microscópicos descubiertos cerca del río de Narada en Rusia en las inmediacones de los Urales, fechandos en 300.000 años.

En los años 1991-1993, exploradores de oro del pequeño río Narada, sobre el lado Este de las montañas Ural, han ido encontrado insólitos objetos espirales de metal. El tamaño de estas cosas se extiende de un máximo de 3 cm a un mínimo de 0.003 mm. Hasta el momento, estos artefactos inexplicables han sido encontrados en varios sitios cerca de los ríos Narada, Kozhim, y Balbanyu, y también en los afluentes Vtvisty y Lapkhevozh, sobre todo en profundidades de entre 3 y 12 metros.
Los objetos de forma espiral están compuestos de varios metales: los más grandes son de cobre, mientras que los microscópicos son de tungsteno y de un metal raro denominado molibdeno. El tungsteno tiene un alto peso atómico y es también muy denso, con un punto de fusión de 3410º C. Actualmente el tungsteno es usado principalmente para el endurecimiento de aceros especiales, y de forma pura para los filamentos de bombillas. El molibdeno también tiene una alta densidad, y un punto de fusión de 2650º C. Este metal también es usado para endurecer aceros y darles propiedades resistentes a la corrosión, también es usado principalmente para fabricar blindajes en los vehículos militares.

Actualmente, estos objetos misteriosos están siendo investigados por la Academia Rusa de Ciencias en Syktyvka, Moscú, y también por un Instituto científico de Helsinki. Ya el Instituto de Moscú publicó un informe pericial n° 18/485 el 29 de noviembre de 1996 en el que concluyó: “Los datos obtenidos permiten pensar en la posibilidad de una tecnología de origen extraterrestre”.

Todas las pruebas realizadas hasta el momento dan una edad para los objetos de entre 20.000 y 318.000 años, dependiendo la profundidad y la situación del lugar donde han sido encontrados. Y nos afrontamos con la pregunta inevitable: ¿quién en aquel tiempo era capaz de crear tales objetos?
FUENTE:http://elblogquetodolove.blogspot.com.es/2009/10/oopart-objetos-microscopicos-cerca-de.html






El mapa de Piri Reis

E
l mapa de Piri Reis hecho por el almirante turco Piri Reis; supuestamente contiene un mapa exacto de la antártida.
Piri Muhyi I Din Reis (Piri Reis 1.470-1.554) hijo de Hadj Mehmet, fue sobrino de uno de los más famosos piratas turcos que asolaron el Mar Mediterráneo entre los siglos XV y XVI, el pirata Kemal Reis. Al igual que él, Piri Reis ejerció esta profesión al servicio del Sultán Selim I. Conocedor de muchas lenguas como el italiano, el griego, el español y el portugués, su gran pasión fue la cartografía, llegando a publicar un libro donde recogía más de 210 mapas de todos los mares del mundo, el Kitabi Bahriye, una gran recopilación de antiguos mapas copiados por él y obtenidos de sus saqueos marítimos o comprados a comerciantes en los muchos puertos donde desembarcó.

Entre estos mapas destacaron uno hecho en 1.513 y otro en el 1.528, donde se podían apreciar todo el Océano Atlántico y sus costas americanas, africanas, europeas, árticas y antárticas. Toda su colección de mapas fue regalada al Sultán, perdiéndose desde ese momento la pista a esta colección única.








El pilar del hierro en la India


El pilar del hierro en la India, fechando por lo menos en el 423 después de cristo . Aun hoy en dia nadie sabe realmente el por qué, pero este pilar de hierro que desde hace 1600 años se remonta soberbiamente hacia el cielo parece ser inmune a la corrosión y oxidación. Las teorías son muchas: desde el clima especial de Delhi, quizás el material utilizado o tal vez algún secreto cuyo ingeniero se llevó consigo a la tumba. Casi tan curioso como sus propiedades anticorrosivas es el método con el que fue construido, un complejo proceso de soldaduras primitivo. Estas propiedades obviamente llevaron a que la población local comience a explicarlas mediante magia y leyendas.
FUENTE:http://maestroviejo.wordpress.com/2011/05/09/el-pilar-de-hierro-de-delhi-antena-de-comunicacion-estraterrestre/








El hombre del hierro (Eiserne Mann)


El hombre del hierro (Eiserne Mann), datado en el siglo XIII. El pilar metalico es una rareza única en el centro de Europa. Esta estela, antiguo pilar de hierro, se encuentra parcialmente enterrada en el bosque nacional alemán de Naturpark Kottenforst. El pilar, con aspecto de lingote áspero, poroso e irregular, mide cerca de un metro y 20 centímetros en su parte visible. Las medidas del ancho de sus caras varían entre los 21 y los 10 centímetros, promediando los 15 centímetros. A pesar de la humedad del ambiente y de la exposición constante a los elementos de la naturaleza, el pilar no muestra rastros de gran corrosión, óxido ni crecimiento de moho; sólo el ennegrecimiento de herrumbe, por el paso del tiempo, lo que plantea un severo desafío a lo que se conoce hasta ahora en la historia oficial sobre los talentos de la metalurgia y particularmente del hierro. El análisis de la composición material demostró que contiene algunas proporciones de carbón, manganeso, fósforo, silicio y sulfuro.
FUENTE:http://www.carlosmesa.com/ooparts-objetos-imposibles/







El pájaro de Saqqara, en Egipto


El pájaro de Saqqara, en Egipto, descubierto en una tumba. Cuando en el año 1.898 era encontrado en una tumba de lanecrópolis de Sakkaraun objeto de madera que fue catalogado inmediatamente como la figura de un halcón, nadie imaginó ni siquiera por un momento que, 74 años después, ese mismo objeto iba a ser la pieza central de la primera exposición de aeromodelismo del antiguo Egipto.
Esta figura de madera después de su descubrimiento fue a parar como tantas otras alMuseo Egipcio del Cairo con el número 6.347, donde permaneció expuesta largo tiempo entre otras reproducciones de pájaros. Pero había algo que la diferenciaba enormemente de las demás. Su envergadura alcanza los 18 cm. y tiene una longitud de 14 cm.






El Pilar Ashoka en India, al menos del 423 adC.









El mortero descubierto en Table Mountain (California)

El mortero descubierto en Table Mountain (California), datado hace aproximadamente 50 millones de años.

El 2 de agosto de 1890, J.H. Neale firmó la siguiente declaración acerca de los descubrimientos realizados por él: "En 1877 Sr JH Neale fue superintendente de la Empresa Montezuma túnel, y opero en el túnel Montezuma en el que perforaron la grava de lava de Table Mountain, en el Condado de Tuolumne ... A una distancia de entre 1400 y 1500 pies de la boca del túnel, o de entre 200 y 300 pies más allá del borde de la lava sólida, Sr Neale vio varias puntas de lanza, algunas de roca oscura y casi un pie de longitud. El estudio de estos nuevos hallazgos, arrojo que él mismo encontró tambien un pequeño mortero de tres o cuatro pulgadas de diámetro y de forma irregular. Este fue descubierto a un pie o dos de distancia de los de la lanza. A continuación, encontró tambien una gran punta de lanza-". Neale continua su declaración jurada: "Todas estas reliquias se encontraron ... Cerca de la base, tal vez a un pie de la misma.
El Sr Neale declara que es absolutamente imposible que estas reliquias pudieran haber llegado hasta el lugar donde se encontraron, si no es considerando la posibilidad de que fueran depositadas en la grava en el momento en que fue escabado el tunel, y justo antes de que la perforadora llegara al tope de lava formada donde fueron halladas. Pero… jamas se ha encontrado el más mínimo rastro de cualquier tipo de manipulacion o alteracion del material o de la existencia de cualquier fisura natural por él que alguien pudiera tener acceso y entrar hasta a la localizacion del hallazgo para depositarlas alli. "(Sinclair 1908, pp. 117-118)
Todo indica que la situacion de los artefactos en de grava cerca de la base en Tuolumne Table Mountain tiene una antigüedad de 33-55 millones de años. En 1891, George F. Becker dijo a la Sociedad Geológica de América que en la primavera de 1869, geólogo Clarence Rey encontró un mortero de piedra firmemente incrustado en un depósito de oro con grava que se extiende bajo la capa de basalto, o latite. Sólo muy recientemente el depósito de grava quedo expuesto a la erosión. Y Becker declaró: "El señor King esta totalmente seguro de que este deposito es una prolongacion del lugar y forma parte original del deposito de gravilla en la que se encontro el mortero. Practicamente es difícil imaginar una prueba más satisfactoria que la aparición de prolongaciones de la capa aurífera, del periodo pre-glacial, y en concreto en sub-gravas basálticas. "Incluso William H. Holmes, de la Smithsonian Institution tuvo que admitir rotundamente que la autenticidad del mortero de King, que fue colocado en la colección del Smithsonian," no podrá ser rebatido con imputacuiones o fribolidades". Para estar seguros y despejar todo tipo de dudas al respecto, se investigó la posiblidad de que este mortero pudiera haber sido incorporado en el lecho mucho más recientemente, "... pero definitiva no se llegó a un resultado". (Holmes 1899, p. 454) Por lo tanto, esta evidencia, no importa cuán inexplicable pueda ser, ya que de acuerdo con nuestras actuales teorías, porque está bien documentada.





El mapa del Creador en Bashkiria, Rusia,

El mapa del Creador en Bashkiria, Rusia, 120 millones de años. Un hallazgo de los científicos de Bashkir contradice las nociones tradicionales de historia humana: una losa de piedra de 120 millones de años cubierta con el mapa en relieve de la región de los Urales.
Corría el año 1995 cuando el profesor Alexandre Chuvyrov , de la Universidad Estatal de la República Rusa de Bachkiria o Bashkortostán, investigaba en colaboración conHuan Kong, estudiante de postgrado china, la hipótesis de antiguas migraciones prehistóricas procedentes de China que podrían haberse asentado en las regiones del Norte de Siberia y los Urales.
Y, en efecto, durante sus trabajos fueron recopilando pruebas que confirmaban dicha hipótesis. En el curso de diversas expediciones a zonas donde se encuentran una serie de cuevas, encontraron diferentes grabados, tallas  rupestres y signos de escritura cuyos caracteres, al ser descifrados, se correspondían claramente con sistemas escritos muy antiguos de procedencia china. Eran testimonio de una cultura temprana, con escritos que en su mayoría eran registros de tratados comerciales y de bodas y defunciones
El estudio más detenido de todo este material, les llevó a los archivos del gobernador general de la ciudad deUfa, en la República de Bashkortostán (Rusia) donde tropezaron con distintos manuscritos de los siglos XVII y XVIII, procedentes de antiguas expediciones científicas rusas a la región de los Urales, en los que se aseguraba la existencia de por lo menos 200 losas con signos y escritura indescifrables en el área de Nurimanov, no lejos de la aldea de Chandar, al noroeste de Ufa. Las entradas antiguas se confirmaban con informes de la investigación del arqueólogo A. Schmidt, que recorrió la región a principios de siglo XX, y que supuestamente también había visto las piedras.






La esfera negra de Ucrania


La esfera negra de Ucrania (producto manufacturado, no natural), en una cantera de arcilla de 10 millones de años de antigüedad y analizada por prestigiosos especialistas de la Academia Rusa de Ciencias, el Instituto de Ingeniería Física de Moscú y la Asociación Industrial y Científica Soyuz.











La creencia de los indígenas Hopi en los Katchinas

La creencia de los indígenas Hopi en los Katchinas, seres que vinieron de las estrellas en sus “escudos volantes” y en grandes pajáros (los “pájaros tronantes”). No olvidemos que según los Hopi, estos Katchinas (“sabios, ilustres y respetados”) eran seres corpóreos, similares a humanos, que engendraban niños en las mujeres sin mediar contacto físico ni sexual (que curioso, es como hablan de inseminación artificial). Estos seres gigantescos tenían seis dedos (al igual que los gigantes del Antiguo Testamento y los Annunakis babilónios, pero no hubo relación entre esas culturas y los Hopi como para inspirarlos) y tenían la habilidad de cortar y transportar grandes bloques de piedras, realizar túneles y construcciones subterráneas. No debemos ignorar que el origen Hopi es “el país de Kasskara” que se hundió (al final del tercer mundo y principio del actual cuarto mundo) y que fueron los Katchinas quienes los transportaron a sus nuevas tierras.
FUENTE DE LAS IMAGENES:http://enigmasmisterio.blogspot.com/2012/06/indios-hopi-catastrofes-pasadas.html



Vimanas en un templo hindu

Ampliacion de imagen de Vimanas




Comparativa de Vimana con helicoptero de combate actual. Realmente las semejanzas son indiscutibles...


Las Vimanas

El Mahabharata (relato épico hindú) y el Bhagavad Gita (libro sagrado, texto filosófico que recoge los diálogos entre Krishna y Arjona), hacen referencia a las “Vimanas”, los vehículos voladores de los dioses, con los cuales podían volar, navegar en el agua y salir al espacio exterior. Utilizaban como combustible el “Rasa” (hoy sabemos que era el nombre que daban al mercurio). Los edificios sagrados hindúes tienen en la cúspide una forma circular denominada Vimana.
El Mahabharata - una antigua epopeya india compilado hace 3000 años - contiene una referencia a un arma terrible. Lamentablemente, en nuestra era de la bomba atómica, la descripción de esta arma explosión no parece ser una exageración:. ' ... un árbol ardiente poseído del resplandor de un fuego sin humo (era) dejó fuera ... ". Fue así como se percibe esta arma. Las consecuencias de su uso también evocan asociaciones involuntarias. '... Esto hace que los cuerpos de los muertos sin identificar. ... Los sobrevivientes pierden sus uñas y el cabello, y su comida se convierte en no aptos para comer. Desde hace varios años posteriores al Sol, las estrellas y el cielo permanece cubierto con las nubes y el mal tiempo. 
"Esta arma era conocida como el arma de Brahma o la Llama de Indra ......".
(Fuente: El secreto de Historia Antigua - Alexander Gorbovsky, la revista Sputnik ,Moscú, septiembre de 1986, pág. 137).  
FUENTE:http://www.hinduwisdom.info/Vimanas.htm
FUENTE DE IMAGENES:http://arquivoconfidencial.blogspot.com.es/2008/04/mahabharata-vimanas-e-egito-vestgios-do.html







Los dogones y Sirio B

Los Dogones, en la República de Malí (África), que afirman descender de los Nommos, seres anfibios llegados en naves voladoras desde la estrella Sirio B (llamada por ellos Potoolo).

No podemos ignorar que los Dogones dicen que hace 10.000 años llegó un “arca de luz” que se posó y desplazó polvo, era roja como el fuego y se volvió blanca cuando aterrizó.
Estos indígenas analfabetos y quedados en el tiempo, conocían la existencia de los anillos de Saturno, los cuatro satélites galileanos de Júpiter y describen exactamente la órbita de Sirio B en torno a Sirio A, además de conocer su densidad y la existencia de una tercera estrella.
El sistema binario Sirio se descubre en 1824 y se ve recién en 1864, en 1972 se descubrió el período de 50 años de traslación de Sirio B y en 1998 la medición con sistema espectral dio una densidad “dureza 500”. En 1999 se verificó una tercera estrella ( hoy se considera a Sirio un sistema triple). Recién se calculó la orbita de Sirio B en 1920 y se pudo fotografiar en 1970, lo que permitió corroborar que el antiquísimo dibujo dogon de la órbita es idéntico al astronómico actual........

Investiga e informa para UNIFAGRUPO ADOLFO GANDIN OCAMPO

FUENTE: http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=283





El anillo Ming
El anillo Ming. Unos arqueólogos chinos, mientras excavaban en unas tumbas de la dinastía Ming, encontraron un anillo metálico muy similar a los anillos-reloj que se usan hoy en día. Sorprendentemente, en la parte trasera del anillo está grabada la palabra Suiza. Según los arqueólogos, esta tumba estaba completamente sellada desde hace cuatro siglos. Las agujas del reloj marcan las 10:06.
El reloj anillo fue descubierto cuando dos arqueólogos estaban haciendo un documental con dos periodistas de la ciudad de Shangsi.
“Cuando tratamos de quitar la tierra alrededor del ataúd, un pedazo de roca de repente cayó y cuando choco con el suelo hizo un sonido metálico”- dijo Jiang Yanyu, ex curador de la Región Autónoma del museo de Guangxi.
“Recogimos el objeto, y encontramos un anillo. Después de la eliminación de la cobertura del suelo y examinarlo más a fondo, nos quedamos conmocionados de ver que era un reloj”.
La excavación se ha suspendido hasta que se resuelva este misterioso hallazgo.





El astronauta de palenque

En la Pirámide de Palenque, fue descubierto el sarcófago con los restos momificados de un ser a quien los Mayas habían adorado como el dios Kulkulkan. Estaba rodeado por todos los atributos de la divinidad en el culto milenario de esa raza, llevando el rostro cubierto por una fina máscara de jade y oro como ya vimos. Pero lo más notable del hallazgo lo constituye la piedra sepulcral que tapaba esa tumba: se trata de una losa monolítica de 3.80 metros de largo por 2.20 metros de ancho, con un espesor promedio de 25 centímetros y un peso de casi siete toneladas, en la que se encuentra esculpida nítidamente la figura de un hombre sentado en el interior de una máquina que guarda extraordinario parecido con las cápsulas espaciales empleadas, actualmente, por nuestros cosmonautas. La escultura maya muestra a ese hombre en actitud de manejar dicho artefacto; tiene ambas manos en las palancas de comando, claramente representadas, y el pie derecho pisando un pedal. Lleva la cabeza con un extraño casco y un vástago del mismo, a manera de tubo o manguera, está aplicado a la nariz. El diseño de todo el conjunto comprueba la evidente intención de reproducir los complicados mecanismos de una nave espacial, con sorprendente similitud a las que hoy usamos en la Tierra, pues se ha cuidado hasta el detalle de la expulsión de gases, o fuego, por la parte posterior del artefacto


La datación del objeto y la momia encontrada dentro del sarcòfago indican que: ¡El Hombre de la Máscara de Jade y la piedra esculpida con tan extrañas figuras datan de hace 2 mil años…! (cuanto menos).
De otras investigaciones se desprende, que el personaje enterrado bajo aquella enigmática losa no era de raza maya. Su morfología y la estatura de la momia eran notablemente distintas a las de los mayas. El “Dios Kulkulkan” ,como lo denominaban, tuvo una talla de 1.72 aproximadamente, y caracteres raciales marcadamente distintos a los de los antiguos pobladores de lo que, después, fue México y la América Central.



1 comentario:

  1. Hola a todos los interesados:

    Primero, mucho de lo expuesto está basado en débiles argumentaciones. Aunque es cierto que la "ciencia ortodoxa" es muy reacia a estudiar, y mucho menos comentar, estos hallazgos, no es suficiente para pensar que están ocultando algo o simplemente tejiendo una "falsa historia", dando pié a, en ocasiones, absurdas teorias. (Tómese como una crítica constructiva).

    Pero de todo lo expuesto, a parte de ciertos errores y equivocadas conjeturas, lo más incorrecto de todo son las imágenes mostradas en el apartado "Las Vimanas", dónde se muestran unas imágenes de un helicóptero, un avión... y varios mas. Pues bien, esas representaciones son en realidad de un templo egipcio, son jeroglífos y tienen una explicación muy normal:

    - En aquella época, la de los faraones egípcios, los reyes entrantes solian hacer desaparecer los símbolos de sus predecesores con bastante frecuencia. No se destruían siempre (borrados a golpe de cincel) si no que en muchas ocasiones se reutilizaban. Este es un típico caso. Los jeroglíficos grabados en este caso fueron sustituidos por otros, utilizando una técnica que consiste "pegar" encima una lámina de piedra con las nuevas tallas, para tapar las originales. En este caso concreto, lo que se observa es una mezcla de los jeroglíficos originales mezclados con las marcas que dejaron los sustitutos, que tenían también grabados por la cara no visible y que finalmente tampoco se visualizarían. Por tanto, lo que se está observando son la superposición de dos grupos de jeroglífos mezclados que, a simple vista, parecen solo uno.

    Se pueden encontrar en la red los estudios que se han hecho de esta famosa imágen, en los que se detallan las traducciones originales de ambos grupos de jeroglifos y la explicación de la extraña mezcla que causa esta pareidolia.

    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por tu colaboración expresando un punto de vista sobre este tema. Una vez moderado,tu comentario aparecerá en el blog.